Gabo; por el momento vamos de regreso a Macondo

GaboGabo, te conocí en Macondo cuando colocabas los halcones junto a José Arcadio Buendía, todavía andan los gitanos por el pueblo, van de un lado a otro, ahora, no con los témpanos de hielo, los gitanos pasaron de merolicos a cuenta propistas, andan con carritos de granizados y helados de distintos sabores, aunque no se sabe de que parte de Macondo buscan la leche. No comercializan imanes, sino calabaza, plátanos, piñas, hasta las alas de un avión, por suerte se les acabaron las lupas, así se evita que los macodenses vean más grandes los desastres.
Suerte nuestra, tenemos a José Arcadio, todavía busca, indaga, descubre la alquimia, también saludé a Aureliano Buendía, ve donde nadie ve, lo bueno de todo Sigue leyendo

Embalses de Cabaiguán garantizan abasto de agua a pesar de la sequía

SequiaLas 14 micropresas de Cabaiguán presentan al cierre del primer trimestre  una capacidad de llenado del 55 por ciento, situación favorable a pesar de las escasas precipitaciones ocurridas en el municipio.

Aunque el acumulado de estos embalses destinados a la ganadería resultan alentadores, los pronósticos indican que los volúmenes de agua mejorarán en mayo con la llegada del período húmedo. Sigue leyendo

Los cabaiguanenses se inclinan por la medicina Natural y Tradicional

Medicina naturalLa Medicina Natural y Tradicional continúa ganando adeptos en Cabaiguán, según informó a www.rcabaiguan.cu la Vicepresidencia del Consejo de la Administración Municipal de Cabaiguán al frente de esta esfera en el territorio.

Al referirse al tema, Laritza Concepción del Toro, quien asume dichas responsabilidades en el órgano de gobierno hizo particular énfasis en la producción Sigue leyendo

Abona sangre cabaiguanense victoria de Playa Girón

JoserfuertescanoLa historia de la humillación no podía repetirse, en su propia piel, José Ramón Fuerte Cano, tenía  huellas del hambre y el maltrato,  Playa Girón significaba para el como para todos los cubanos, el retorno a la miseria y la represión o la victoria definitiva ante el imperialismo yanki.

Cuando se produce la invasión mercenaria, el 17 de abril de 1961,  José Ramón, se une al batallón de milicias del municipio cienfueguero de Abreus y entra al combate para defender Cayo Ramona donde cae herido un día después. Sigue leyendo