martes, octubre 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Afirma Lavrov que Rusia trabajará con quien gane elecciones en EEUU, pero no aceptará ultimátums

Moscú, 18 sep. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha señalado que su país está listo para trabajar con cualquier Administración de Estados Unidos que salga de las elecciones presidenciales en noviembre, expresó en una entrevista a RIA Novosti.

El jefe de la diplomacia rusa se refirió al estado de las relaciones con EEUU y Europa, a la política de sanciones contra Rusia y al incidente con el opositor Alexéi Navalny, entre otros asuntos.

El canciller ruso explicó que Moscú dialogará con Washington sobre la base de “la igualdad, el beneficio mutuo y la búsqueda de un equilibrio de intereses”.

“Hablar con nosotros con ultimátums no tiene sentido, es inútil”, advirtió Lavrov, agregando que “si alguien aún no ha entendido esto, entonces, se trata de políticos inútiles”.

El canciller ruso se refirió a la tesis del ‘excepcionalismo’ estadounidense, compartida, según dijo, tanto por demócratas como por republicanos. “Los intentos de presentarse a sí mismo como un árbitro de los destinos de toda la humanidad, sin tacha, y que comprende todo mejor que los demás, ya han sucedido en la historia”, y no condujeron “a nada bueno”, recalcó Lavrov.

El ministro dijo que le parece “triste” que EEUU involucre en sus asuntos políticos internos “una gran cantidad de retórica que no refleja el estado actual de las cosas en la arena internacional”, así como el hecho de que para ganar puntos en la carrera electoral introduzca “sanciones ilegales” contra quienes digan algo “que no vaya en sintonía con los representantes estadounidenses” en la escena mundial.

Preguntado sobre si la política de “demonizar a Rusia” se intensificará o no, Lavrov dijo que Moscú “no ve señales” de que esta tendencia, así como la introducción de sanciones, vaya a cambiar.

Un ejemplo reciente es el deseo de Europa de “castigar” a Rusia por el incidente con Alexéi Navalny, aunque la UE “se niega categóricamente” a cumplir con sus obligaciones y a responder a las solicitudes oficiales de la Fiscalía General de Rusia. “Declaran en voz alta que el hecho del envenenamiento ha sido establecido, que nadie excepto Rusia podría haberlo hecho”, así que se limitan a decir: “‘confiesen'”, se lamentó el diplomático.

El ministro manifestó estar seguro de que “si no hubiera sido por la situación actual con Navalny, se les habría ocurrido otra cosa”, ya que, en esta etapa, “todo está subordinado a socavar al máximo las relaciones entre Rusia y la Unión Europea”, constató.

El canciller ruso destacó que en la UE hay países “que lo entienden”, pero siguen actuando “según el principio de consenso, la llamada ‘solidaridad'”, que -subrayó- “es objeto de graves abusos por parte de los países que forman una minoría rusófoba agresiva”.

(Russia Today)