jueves, enero 21El Sonido de la Comunidad
Shadow

Se alista Cabaiguán para minimizar efectos de la depresión tropical ETA


El embalse Tuinucú tiene excelentes condiciones constructivas pero hoy almacena más de 57 un 1% más de su volumen total

Por: Lillipsy Bello Cancio

Foto: Aramis Fernández (Archivo)

Desde que se decretara la fase de alerta ciclónica en Cabaiguán en la tarde de este viernes, el Consejo de Defensa Municipal ha dispuesto todas las medidas previstas en sus planes para minimizar los efectos de las intensas lluvias y los vientos de tormenta tropical que se espera afecten el territorio este fin de semana.

José Martínez Hernández, Vicepresidente de dicho órgano de dirección, insistió en la importancia de que la población comprenda las circunstancias excepcionales que determinan la evacuación de las personas hacia lugares seguros esta oportunidad, teniendo en cuenta la presencia de la COVID-19 y el dengue en el territorio.

“Para la protección de la población se ha preparado una veintena de centros escolares, pues los que habitualmente asumen esta responsabilidad hoy albergan contactos de positivos y sospechosos de portar el nuevo coronavirus, razón por la cual las condiciones son completamente diferentes y requerirán de una comprensión de los cabaiguanenses pues nuestra prioridad es la protección de sus vidas”, explicó el dirigente.

Asimismo, el Jefe de la Defensa Civil aquí agregó que el municipio cuenta con una reserva de colchones dispuestos sólo para embarazadas, niños menores de un año y ancianos; insistió en la importancia de la disciplina de los evacuados en esos centros que ahora deben también tomar en cuenta las medidas relacionadas con el enfrentamiento al SARS COV-2 y argumentó los esfuerzos que ha realizado cada colectivo y las autoridades sanitarias para garantizar una estancia satisfactoria en dichos lugares.

Martínez Hernández se refirió a las labores de saneamiento, relacionadas fundamentalmente con la limpieza de sus aliviaderos, que tienen lugar ahora mismo en las 15 micro-presas propiedad de la agricultura, distribuidas a todo lo largo de la geografía local, y la revisión del medio millar de tranques que hoy están al 98% del total de su capacidad de llenado: “El embalse Tuinucú tiene excelentes condiciones constructivas pero hoy almacena más de 57 mil hectómetros cúbicos de agua, un 1% más de su volumen total, todo lo cual unido a la saturación de los suelos complejiza las condiciones y acentúa la posibilidad de sufrir inundaciones”, según sus propias palabras.

A propósito del abasto de agua a la población, el funcionario añadió que todas las estaciones de bombeo están en perfecto estado y los grupos electrógenos dispuestos en caso de que sea necesario y sobre los cursos superficiales que atraviesan la cabecera municipal y que en otros momentos han ocasionado desbordamientos declaró que se monitorean por los especialistas y se revisa la limpieza de las áreas que significan un mayor riesgo. 

Al referirse a los preparativos que asume el sistema de la agricultura indicó que se cosechan los cultivos en riesgo y se trasladan los animales hacia zonas altas y con respecto al acopio de leche, uno de los rubros más significativos hoy del territorio ya que sustituye importaciones, el directivo insistió que se debe acopiar toda la que sea posible y en la medida que las condiciones del tiempo lo permitan trasladarla hacia los termos: “Cuando el deterioro meteorológico impida el movimiento se deberá elaborar queso; lo que no se puede permitir es que se pierda ni un litro”, concluyó.