Empresa que nace torcida…

MySpaceLinkedInPrintComparte más

empresa-de-alojamiento-foto-Vicente-BritoTomado de: www.escambray.cu

Un rosario de problemas exhibe hoy la nueva Empresa Provincial de Alojamiento en Sancti Spíritus

Como un árbol que nace torcido y por más que trata de empinarse le cuesta mucho enderezar su tronco, surgió la Empresa Provincial de Alojamiento en Sancti Spíritus, responsabilizada desde el 2010 de aglutinar a centros de diversas entidades y organismos, para satisfacer las solicitudes de hospedaje y recreación de personas naturales o jurídicas.

Tamaña tarea, si se tiene en cuenta que en muchas de estas villas, moteles, casas de visita, hoteles o restaurantes, desde que conocieron la noticia del traspaso a otro sector, dejaron de invertir en mantenimientos constructivos y, por ende, acumularon un rosario de problemas, entre ellos dificultades con los equipos de refrigeración, aires acondicionados u otros.

DEUDAS QUE PESAN

El déficit por concepto de circulación mercantil, de más de 2 millones de pesos en los primeros meses del año, llama la atención, pues, a pesar de las dificultades, disponen de 30 instalaciones en explotación y 258 habitaciones, de las cuales 179 permanecen abiertas todo el tiempo.

Pero otros inconvenientes engordan el panorama; por ejemplo, la ocupación actual no supera el 70 por ciento, no se ha logrado categorizar las habitaciones y hoy su costo es de 20 pesos, cuando en muchos casos, atendiendo a las condiciones y el confort, debería superarse ese estimado. Pero, ¿serán estos los únicos aspectos que afectan los ingresos de la Empresa?

Escambray indaga en varios de sus centros: “El trato es bueno, la comida y habitaciones también, pero falta publicidad, la población desconoce que pueden acceder al centro” (Zoila Pérez, huésped en Villa La Pasión, antes del Micons). “Hay limitaciones, faltan recursos, gas, insumos, plan de energía y avituallamiento, pero existe voluntad de trabajar y los planes debemos cumplirlos” (Amet Hidalgo, subadministrador en Villa Brisas del Norte, otrora del Minaz). “Nos duele que señalen incumplimientos cuando hemos carecido de productos básicos para satisfacer al cliente” (Nelson Ramos Arteaga, del hotel Las Cabañas, anteriormente del Poder Popular).

A juicio de Osmany Rodríguez Pardillo, director de la Empresa Provincial de Alojamiento, la entidad nació sin un capital de trabajo que le permitiera disponer de todos los medios, pues según dice, los inmuebles pasaron gratuitamente, pero los bienes ocupados tienen un valor que deben retribuir a los antiguos propietarios y aún no saldan esas deudas por falta de financiamiento”.

¿Y qué pasará con la deuda por concepto de circulación mercantil?

“Hay que recuperarla —dice Osmany—, pero debemos contar con productos que reporten ingresos y esos han faltado. En enero y febrero de 564 cajas de cerveza embotellada recibimos 50; de 1 086  cajas de dispensada, entraron 30; tampoco tuvimos refresco ni cerveza enlatada, hubo dificultades con las confituras, los cigarros y el tabaco, así como con muchos alimentos, tal es el caso del cerdo, que de 13.7 toneladas recibimos 4. Así sucede con muchos surtidos e insumos que resultan insuficientes, teniendo en cuenta las necesidades actuales”.

POCO A POCO SE REANIMAN

Quien llega por estos días a Villa Rosalba, una de las 13 instalaciones que en Sancti Spíritus forman parte de la nueva Empresa de Alojamiento, percibe el cambio de imagen ocurrido allí en pocos días. Pintura, transformaciones de paredes, sustitución de carpintería, rescate de habitaciones, enchape de mesetas y otras acciones son el fruto del esfuerzo colectivo.

Tales aires de reanimación envuelven a muchas unidades como la villa La Pasión, El Finquero de Banao, La Fuente o El Colonial, entre otros, reciben una inyección para mejorar su confort.

Urbicio Díaz Meneses, al frente de la UEB Sancti Spíritus, explica: “El presupuesto aprobado para reparaciones en toda la empresa es de solo 400 000 pesos, cifra irrisoria si se tiene en cuenta el nivel de deterioro al que nos enfrentamos, por lo que utilizamos a los trabajadores como albañiles, pintores, electricistas, para abaratar los costos, así incorporaremos habitaciones y restaurantes en saludo al Primero de Mayo”.

¿Cómo enfrentarán este verano?

“Todas las instalaciones de la empresa —explica Urbicio— ya están abiertas al público, con la realización de pasadías, noches cubanas y otras actividades, pero mediante el Buró de Reservaciones la población puede reservar, con un mes de antelación, mientras que los organismos interesados en el plan vacacional para sus obreros podrán realizar sus solicitudes con los precios vigentes”.

Decir que de la noche al día la Empresa de Alojamiento resolverá los problemas que la acompañan desde su nacimiento resulta absurdo, pues existen otros como el bajo salario de los trabajadores, la necesidad de capacitar al personal y de mejorar el servicio, algo que en muchos casos depende de la voluntad, más que de recursos.

Con todo esto en su haber, la joven entidad espirituana, tendrá que vencer muchos retos para enderezar su joroba.